TRANSPORTE TERRESTRE - ELEMENTOS BÁSICOS

 

Los elementos básicos para el desarrollo del transporte por carretera lo constituyen la infraestructura vial, los vehículos, la organización empresarial y desde luego la carga.

    

1. Las Vías

 

La infraestructura vial está compuesta por las carreteras, con sus servicios anexos como terminales, zonas de manejo y parqueo. La capacidad portante de las vías está determinada por las normas especiales de construcción de cada país y de ellas dependen la capacidad de los equipos de transporte.

 

2. Tipos De Vehículos

 

Los vehículos de transporte de carga, ya sean de estructura rígida o articulados, como remolques y semiremolques, cuentan con carrocerías especializadas según las características de la carga a movilizar. En el mercado de transporte terrestre se encuentran, entre otros, los siguientes tipos de vehículos:

 

Camión de plataforma abierta,

Camión con carrocería de estacas y lona para cubierta,

Camión cerrado tipo furgón, para carga general, refrigerado o isotérmico,

Camión tolva,

Camión tanque, y

Camiones para cargas especiales, por ej: transporte de vehículos, animales.

 

3. La Organización Empresarial

 

La estructura organizativa de las empresas prestatarias de los servicios de transporte terrestre por carretera, generalmente está reglamentada por normas emitidas por los Ministerios de Transporte.

Se destaca que la organización empresarial en países en vía de desarrollo puede ser precaria, por lo cual se debe investigar con anterioridad los servicios y controles que ofrecen las compañías transportadoras.

 

4. Naturaleza De La Carga

 

Esta condiciona el tipo de vehículo a utilizar, entre ellos, de acuerdo con las caracterísiticas de la carga, los siguientes:

 

- carga general,

- líquidos,

- cargas a granel,

- cargas unitarias, y

- cargas extrapesadas y especiales.

 

De otra parte, las condiciones térmicas en las que la mercancía debe transportarse obligan a emplear un tipo especial de vehículo previsto con equipo frigorífico y recubierta su caja de material aislante.

 

La elección del vehículo apropiado supone definir sus características de capacidad, carga y espacios de maniobra requeridos, así como los medios auxiliares que pudieran emplearse. Por lo tanto hay que definir :

 

- capacidad volumétrica,

- carga máxima,

- accesos para la carga/descarga, y

- equipos de cargue/ descargue.

 

5. Cotización Del Transporte Por Carretera

 

Los usuarios deben exigir de los transportadores por carretera cotizaciones que contemplen los siguientes aspectos:

Valor de la tarifa por unidad de carga (incluidos o excluidos cargues y/o descargues),

Tipo de vehículo que utilizará,

Clase de seguro que posee,

Recargos por manejos adicionales y/o "stand by" (tiempo de espera),

Tiempo de tránsito,

Condiciones de seguridad y control de seguimiento,

Condiciones de pago, y

Documentos exigibles.

 

TRANSPORTE CARRETERO INTERNACIONAL

 

El transporte carretero o terrestre internacional es aquel que permite el traslado de mercancías desde un país exportador hasta un país importador cumpliendo normas sobre tránsito aduanero internacional, ceñido a normas internacionales sobre operación de servicios, utilizando empresas debidamente reconocidas y habilitadas por los distintos países por donde circulará la carga,

 

Este tipo de transporte. por lo general, está regido por acuerdos o convenios internacionales que han sido suscritos por los países. Dentro de estos acuerdos se destacan:

- El convenio de transporte terrestre Internacional por carretera del Cono Sur, que rige los servicios en los países latinoamericanos del sur del Continente.

- La Decisión 399, sustitutiva de la Decisión 257, que es aplicable al transporte terrestre Internacional dentro de los países miembros de la  Comunidad Andina.

- Convenio Internacional de transporte por carretera CMR.  Normativa Europea sobre servicio de transporte terrestre por carretera.

 

Por lo general, las empresas transportadoras que prestan servicio terrestre internacional deben obtener los permisos reglamentarios en las normas antes mencionada.

 

TRANSPORTE FERROVIARIO

 

En aquellos países donde existe infraestructura de vías y operan los servicios de transporte internacional por ferrocarril es frecuente la utilización del servicio de transporte ferroviario, el cual opera por lo general para el transporte de grandes volúmenes y a distancias superiores a los 500 kilómetros.

 

El servicio ferroviario opera bajo normas y convenios específicos como el CMR para el sector europeo

 

 EMPAQUE

 

 El empaque, envase y el embalaje están íntimamente ligados al medio de transporte y al equipo de manipulación. El conocimiento sobre los sistemas de empaque y embalaje aportan de manera importante en la satisfacción del cliente: Significa mantener la calidad y lograr competitividad.

 

Dentro de los eslabones de la cadena de distribución física internacional el sistema de empaque y embalaje se constituye en una variable de alta relevancia, por lo cual el exportador debe tener pleno conocimiento y familiarización sobre los diferentes aspectos que cubren esta actividad.

 

La calidad de los sistemas de empaque y embalaje utilizados para la exportación no debe subestimarse, sobre todo cuando las exportaciones se dirigen a mercados industrializados, sofisticados, con altos estándares de calidad de vida y clientes acostumbrados a empaques de gran funcionalidad.

 

Se determina como un sistema, puesto que cada empaque o cada envase está constituido por dos o más elementos como: el recipiente, la tapa, el liner, la etiqueta, el anillo o sello de seguridad, grapas, cinta pegante, entre otros.

  

El empaque, envase y el embalaje están íntimamente ligados al medio de transporte y al equipo de manipulación. En algunas oportunidades los sistemas de envase, empaque y embalaje se confunden en su concepción, bien sea por los elementos que lo componen o por el destino de elaboración. Por lo tanto, es conveniente aclarar los siguientes conceptos:

 

SISTEMA DE EMPAQUE:  es un recipiente de estructura flexible como bolsas, costales y big-bags elaborado en uno o varios materiales, con o sin impresos gráficos, para la exhibición y promoción de uno o varios productos líquidos, sólidos o gaseosos, estando o no en contacto directo con el contenido, destinados a la distribución comercial y facilitación al usuario final. Para algunos productos el empaque se constituye en embalaje.

 

SISTEMA DE ENVASE:  es un recipiente de estructura rígida como cajas, botellas, frascos y tarros, con o sin impresión gráfica, que pueden contener uno o varios productos líquidos, sólidos o gaseosos, para proteger sus características intrínsecas, estando o no en contacto directo con el contenido. Su diseño está destinado a la distribución comercial y facilitación al consumidor final.

 

 El sistema de empaque debe desarrollar mínimo  funciones básicas de: Protección,  Comercialización  y una función social:

 

1. Función de Protección.

Niveles de Protección. 

En función al nivel  de protección que debe cumplir el sistema de  empaque, se deben considerar los materiales que resguarden apropiadamente el producto de acuerdo con sus características  durante las diferentes fases.

 

· Primer nivel: Empaque primario.

De venta de presentación elemental o interior. Es el que está en contacto directo con el producto específico con la función de envasarlo, protegerlo. Dentro de este nivel se encuentran por ejemplo: vasos, botellas, garrafas, bolsas envoltura de papel, tubos colapsibles, entre otros muchos. Comprende adicionalmente elementos adicionales que lo integran (tapa, foil, banda de seguridad etiquetas, cintas adhesivas etc.).

 

· Segundo Nivel: Empaque secundario o intermedio.

Elemento que se usa como complemento externo con la función de contener o agrupar varias unidades de empaque primario, en este estadio se encuentra: cajas plegadizas, de carton corrugado, cubetas plásticas, guacales, etc.

 

· Tercer Nivel: Empaque colectivo, de transporte, Embalaje. Elemento que se usa como complemento externo con el objeto de agrupar o contener varias unidades de empaque secundario. Dentro de este  renglón se encuentran cajas de cartón corrugado, estibas, cajas de madera.

 

Algunos expertos establecen como cuarto nivel los contenedores, otros mantienen estas unidades dentro del tercer nivel.

 

Durante el proceso de distribución y comercialización el producto esta sometido a  riesgos tales como:

Disminución o ganancia de volumen; cambio o pérdida de color o transparencia; variación de su densidad; hidratación o deshidratación no deseadas; pérdida de peso debido a disminución de humedad, deterioro de su textura y presentación; compresión; tracción de fuerzas axiales; vibración; golpes; fricción, que entre otros efectos pueden generar roturas, ralladuras sumiduras o fisuras,  no solo en los productos, sino  en el  empaque, riesgos que, también puede conducir a su rechazo, por parte del comprador.

 

También se deben prever factores de riesgo por la  exposición comercial, la exhibición en los puntos de venta, deterioro causado por la manipulación de los clientes, la adulteración de los contenidos  y su calidad, el plagio,  y el ataque de la competencia

 

Cuando un sistema adecuado de empaque logra proteger efectivamente al producto de los anteriores riesgos, está protegiendo al consumidor

 

El mismo productor o exportador, estará siendo protegido, toda vez que, podrá llegar con el producto en las condiciones prometidas al cliente, vendiendo la totalidad del producto despachado ya que no tendrá reclamaciones, no gastará tiempo ni dinero en reposiciones, permitiéndole una excelente imagen ante su cliente y obteniendo un mejor posicionamiento en el mercado de destino.

 

De otra parte, los adecuados sistemas de empaque  permitirán a las empresas  transportadoras ahorro  en la utilización de equipos, ya que podrán ejecutar las labores de cargue y descargue con  mayor rendimiento, sus equipos no estarán expuestos a eventualidades y entonces podrá manejar con mayor seguridad, obteniendo óptima eficiencia y mejores utilidades.

 

Las compañías aseguradoras, evitarán pagos por siniestros reclamados por sus asegurados

 

Lo anterior le llevará a lograr más clientes, mayor respeto ante sus competidores y por consiguiente una mayor rentabilidad de su operación empresarial.

 

2. Función Comercial

El sistema de empaque debe activar la tarea de promoción. Se convierte en el VENDEDOR SILENCIOSO.

 

La función comercial que cumplen los sistemas de empaque facilita la exhibición del producto, y estimula la sensibilidad directa y subliminalmente en el consumidor, logrando que sus características y beneficios lleven al comprador a tomar su decisión a favor de nuestro producto, en fracción de segundos.

 

El  cliente no convencido rápidamente, será cliente entregado a la competencia.

 

En su función comercial  el empaque toma el puesto de impulsador del producto, pues es el encargado de presentar  sus las características del producto, resaltando los satisfactores ofrecidos y sus ventajas sobre la competencia, para lograr finalizar la cadena de nuestro trabajo con la VENTA.

 

La tecnología y la calidad del sistema de empaque pueden indicar a un cliente la capacidad tecnológica y calidad con que fue elaborado el producto ofrecido.

 

3. Función Social

Es conveniente aunque sea de manera breve, hacer mención de la participación de los sistemas de empaque y embalaje en la participación de la calidad de vida en una sociedad, de su desarrollo económico.

 

De forma similar su participación en la protección al Medio Ambiente es indudable, pues de la óptima utilización de sus materiales, de un proceso responsable, del uso correcto de los empaques y de un post-uso correctamente planificado, dependerá en gran parte la conservación de la naturaleza, de tal manera que la utilización de los recursos naturales que se haga hoy en día, no comprometa la utilización a que tienen derecho los habitantes del mañana, es decir Desarrollo Sostenible.

 

PARAMETROS PARA ESCOGER UN EMPAQUE

 

Un productor o exportador, debe ante todo tener en consideración este procedimiento destinado a obtener los más adecuados sistemas de empaque y embalaje, que dependiendo de su capacidad económica y deseo de hacer las cosas con calidad integral.

 

La experiencia capitalizada por exportadores que han logrado un excelente posicionamiento, sin dejar de analizar a aquellos que también han encontrado fracasos,  lleva a recomendar los siguientes pasos:

 

Conozca Muy Bien Su Producto

 

Analizar todos y cada uno de los riesgos que pueden sufrir las características del producto.

 

El producto puede sufrir alteraciones en su volumen debido a la compresión por otros productos u otras cargas que puedan en un momento colocarse encima, en el almacenamiento, en su manipulación o durante el transporte.

 

El peso y las dimensiones de los productos  indicarán la modulación de los sistemas de empaque y por consiguiente los materiales y el diseño estructural más recomendados para cada uno de ellos.

 

Es conveniente realizar un análisis DOFA, en donde se pueda conocer perfectamente las Fortalezas y Oportunidades del producto que el empaque pueda resaltar competitivamente y conocer las Debilidades Y Amenazas que estratégicamente deban manejarse a través de su presentación.

 

Analice Perfectamente el Mercado Destino

El mercado es una relación entre personas, es  decir, el mercado son personas y entre cada una existen diferencias bien marcadas en sus hábitos de compra, de uso, de pensamiento, de costumbres culturales, de poder adquisitivo, de composición familiar, de responsabilidad ante el medio ambiente.

 

La organización social del Estado es por lo general diferente entre un país y otro, entre los mismos estados o departamentos que les lleva a tener Normas técnicas y de comportamiento variados, legislando de maneras distintas ante los mismos problemas y con planificaciones futuras que nos generan actitudes en nuestra forma de penetrar esos mercados y para poder posicionarnos en ellos, quizás algunas veces desplazando otros proveedores que ya se encontraban establecidos.

 

La anterior situación infiere la necesidad de análisis, para dar respuestas a preguntas tales como:

¿Cómo debemos  presentar nuestros productos?

¿Cómo podremos convencer a esos compradores finales, intermedios e importadores?

¿Qué sistemas de empaque o de embalaje prefieren?

¿Qué tamaños o pesos desean o pueden manipular?,

¿Qué materiales son deseados o permiten sus leyes que se comercialicen,

¿ Qué reglamentaciones presentan para su post-uso?,

¿ Qué compromisos adquiriremos con nuestros empaques?

¿ Cómo podremos satisfacerlos totalmente?.

 

Otro factor de análisis es el de la competencia. Es importante llegar a los mercados internacionales con productos, preferiblemente, mejor empacados o por lo menos en condiciones similares, pero nunca en inferioridad de situación.

 

2.1 Normas técnicas

Es de suma importancia investigar las normas técnicas exigidas y la Legislación vigente para los sistemas de empaque y/o embalajes y su condición para el reciclaje respectivo.

 

Entre las normas técnicas más conocidas están:

 

Norma ISO 3394:  Hace referencia  a las dimensiones de las cajas master, de los pallets o plataformas y de las cargas paletizadas.

 

En un principio esta Norma fue expedida únicamente para los empaques y embalajes destinados a los productos hortofrutículas frescos, pero  hace 4 años aproximadamente ha sido " RECOMENDADA" para toda clase de productos.

 

Las cajas: las dimensiones de las bases de las cajas deben corresponder a un módulo de 60 x 40 cm. de Medida Externa.

 

La altura debe acondicionarse a las dimensiones de los productos comercializados. Este módulo puede multiplicarse y/o subdividirse y por consiguiente obtener otras dimensiones (múltiplos) que se adapten a cualquier necesidad.

 

Las medidas de las cajas individuales de los productos exportados deben acondicionarse internamente al módulo estipulado y siempre es posible encontrar la medida que  permita este trabajo.

 

Los pallets:  Los pallets necesarios para la unitarización de la carga según la Norma 3394 deben corresponder de acuerdo al modal  de transporte seleccionado, así:

  

    Para vía aérea. 120 x 80 cm.

    Para vía marítima. 120 x 100 cm.

Norma ISO 780 y 7000: Instrucciones sobre manejo y advertencia. Símbolos pictóricos

Reglamento de la Organización Internacional del Trabajo O.I.T: Por razones ergonómicas se ha estipulado que ninguna carga que requiera manipularse por fuerza humana en algún momento de su Distribución Física Internacional, podrá pesar en bruto más de  25 Kg.

 

Reglamentación 87 (R 87) de la Organización Internacional de Metrología Legal O.I.M.L:. Aplicable a los productos para venta para unidades, en lo relacionado con las unidades empleadas en la descripción del contenido en  cada envase.

 

2.2 Normas ambientales

La constante  preocupación de las  sociedades actuales por la conservación de los recursos   naturales ha despertado una serie de legislaciones que conlleva   a tomar consciencia sobre la importancia de racionalizar y  optimizar el uso de los materiales en su Ciclo de Vida, asunto      que incumbe de manera directa a los sistemas de empaque y    embalaje.

 

Actualmente algunos países han introducido normas y regulaciones de carácter ecológico, que tienen que ver con la aceptación y el uso de ciertos materiales, procesos y sistemas de empaque, que es conveniente analizar, según el país de destino.

 

Reglamento alemán

Alemania ha sido quizás el primer país en  elaborar un reglamento especial para tratar de solucionar el problema de los materiales utilizados en empaques y embalajes,      que  han sido adoptados por la casi totalidad de los  países miembros de la Unión Europea,

 

El Reglamento Alemán sobre los residuos sólidos generados por los sistemas de empaque y embalajes, también llamado Ley TOFFER. Por ejemplo este reglamento  determina tres objetivos.

 

· Se debe minimizar la cantidad de materiales y la variedad  de especies empleadas en cada sistema de empaque y embalaje.

· .Se debe procurar diseñar empaques que puedan reutilizarse  o retornarse. Llamados "EMPAQUES INTELIGENTES".

· Desde su diseño debe planificarse y garantizarse el  reciclaje de los sistemas de empaque y embalaje de tal forma   que su proceso consuma el mínimo de energía y evite el menor  riesgo ecológico.

 

Reglamento de la Organización de las Naciones Unidas, para la  utilización de las maderas provenientes de los países en vía de desarrollo. Aplicable en cualquier país de destino, cuando se empleen, pallets, esquineros o cajas en madera.

· Solamente se permite el uso de maderas industriales o especies renovables, como pinos o eucaliptos. No se permite el empleo de especies nativas.

· La humedad debe ser inferior al 12 %.

· La densidad debe superar  450 Kg. por metro cúbico.

· Debe estar totalmente libre de todo tipo de micro-organismo, hongos o insectos.

· La dirección del corte con relación al sentido de la fibra no debe desviarse más de 10 grados.

· Debe estar exenta de cualquier clase de pigmentación o de olores que puedan contaminar al producto contenido o a cualquiera otro que se manipule, almacene o transporte simultáneamente.

 

2.3 Marcado del Empaque

El proceso de marcado es la identificación que se hace sobre el sistema de empaque, mediante impresión directa o con rótulos adhesivos, etiquetas, stickers o caligrafiado manual, según Norma ISO 7000 y de rotulado específico buscando los siguientes objetivos:

· Identificación, posicionamiento y ubicación del producto durante su comercialización.

· Información sobre las características del producto y la responsabilidad integral.

· Facilidad para la administración del inventario.

· Promoción comercial del producto.

· instrucciones sobre los sistemas de manejo que deben aplicarse a las cargas,

· Seguridad de las personas y equipos necesarios para la manipulación y control de las mercancías.

 

Los productos y sus sistemas de empaque están clasificados como: alimentos, farmacéuticos, peligrosos e industriales.

 

Cada clase de empaque para estos productos debe llevar la información requerida por las entidades que controlan su comercialización, según cada país de destino.

 

A manera de ejemplo, algunas entidades que reglamentan esta información pueden ser:  F.D.A., Oficina para la Administración de Drogas y Alimentos en Estados Unidos de Norteamérica o el INVIMA para Colombia, código alimentario para Europa, la IATA.

 

Para la Distribución Física Internacional el correcto marcado facilita la pronta localización del bulto, la rápida comprensión de lo escrito y la fácil localización de los bultos con los documentos que amparan el embarque.

 

Dentro de las especificaciones para el marcado del embalaje (y cuando éste cumple funciones de empaque) se deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

 

· El material de las marcas debe ser indeleble, de gran resistencia a la abrasión y al manejo,

 

· La legislación existente en el país exportador e importador, y estar acorde con las disposiciones aduaneras respectivas, y

 

· El  tamaño de las marcas debe ser por lo menos de 100 milímetros, a menos que las piezas a marcar sean más pequeñas. Por ejemplo para el transporte aéreo de mercancías peligrosas la IATA y la OACI, han normalizado los símbolos.

 

Marcas estándar

El sistema de embalaje debe llevar impreso o mediante rótulos adhesivos la siguiente información:

 

· la identidad y ubicación geográfica del productor y/o exportador y la del importador o comprador en el lugar de destino, y

 

· La identificación comercial del producto (sí éste no es susceptible al robo), cantidad de unidades contenidas, números del paquete en relación con el total del despacho y los números de los documentos de exportación.

 

Marcas informativas

Se deben colocar como mínimo en tres lados laterales.

 

Marcas de Manipuleo.

Existen algunos símbolos cuyo significado implica su colocación en otros lugares del embalaje, como por ejemplo el icono para indicar el lugar en que se deben colocar las cadenas de manipulación o la ubicación del "centro de gravedad" de la carga, éstas deben ubicarse en las cuatro caras laterales al lado izquierdo superior en colores oscuros con una altura superior a 10 cm.

 

Salen al mercado cada día nuevos sistemas para colocar la información y llevar el control a los productos, como los medios litográficos y adhesivos electrónicos que detectan sus características mediante lectores automáticos y algunos inclusive sirven como alarmas para el control de robos.

 

El desarrollo de la electrónica ha permitido incorporar al control de empaques y embalajes técnicas de identificación, entre las cuales están:

 

Código de barras

Facilita la identificación del producto para el transporte, almacenamiento y comercialización.

 

El uso de estos códigos exige contar con tecnología apropiada. Los códigos más frecuentes son el UPC (Universal Product Code), el EAN (European Article Numering) y el CODABAR.  Para transporte urgente, el 128, el 93, etc.

 

Tarjetas inteligentes (smart cards)

Tarjetas plastificadas con circuito electrónico integrado en su interior capaz de dar y recibir información en modulación de frecuencia a cualquier terminal u ordenador que lo solicite. En el caso de embalajes puede indicar situación, características de la mercancía, fecha de expedición etc. Se usa mucho en mercancías peligrosas ya que incluye información del producto, así como sobre métodos de actuación preventiva en caso de anomalías.

 

Otros

Equipos de control alfanumérico donde interviene la voz humana, sellos electrónicos para detectar la violación y etiquetas sistema Braille para control de mercancías por  invidentes.

 

Aparte de las condiciones anteriormente señaladas, es importante conocer las rutas de acceso geográfico a los diferentes mercados, por cuanto esta variable permitirá adoptar mejores estructuras en los sistemas de embalaje y por consiguiente en la inversión necesaria, haciéndola más eficiente.

 

GLOSARIO DE EMPAQUE

 

En el glosario que se presenta a continuación, se incluyen algunos términos que pueden ayudar en la selección del empaque adecuado.

 

 

Anaquel

Estantería de metal o madera en bodegas, usada para almacenar mercancía embalada, generalmente bajo la forma  de cargas unitarias en tarimas. En el comercio al menudeo o detalle, tablero o sistema similar para exhibir productos.

En tiendas de autoservicio, mueble para presentar productos, el cual puede tener un diseño específico, por ejemplo los anaqueles para especias, botellas o sobres, o ser de uso promocional, por  ejemplo los llamados botaderos, cabezas de pasillo o islas.

 

Atmósfera controlada

Cuando la atmósfera de gas normal de un envase es remplazada por uno o varios gases específicos. El nitrógeno y el  bióxido de carbono son ejemplos común de gases utilizados. El objetivo es extender la vida de anaquel y almacenamiento del producto.

 

Barril

Contenedor cilíndrico abombado que tiene dos tapas de igual diámetro; fabricado generalmente de madera.

 

Bidón

Contenedor de metal o plástico, generalmente de una capacidad de cinco galones. Se usa, por ejemplo, para gasolina y líquidos similares.

 

Bolsa

Contenedor preformado, hecho de cualquier material flexible, abierto en un extremo por el cual se llena. Puede fabricarse de una capa o de capas múltiples de materiales similares o por combinación de materiales diferentes, por ejemplo; papel, hoja de aluminio, textiles o películas plásticas, Las bolsas grandes para embarque o para trabajo pesado se denominan sacos. Los cuatro tipos básicos de bolsas son los siguientes:

 

1. De abertura automática. Este tipo de bolsa puede abrirse con un rápido tirón; está hecha con fuelles laterales y un fondo cuadrado, lo que le permite quedar parada cuando está vacía.

2. Fondo de mochila. Es una bolsa de papel o plástico que, se llena, presenta un fondo plano.

3. Plana. Es de construcción sencilla sin fuelles.

4. Cuadrada. Presenta un fondo doblado y fuelles de reducir el ancho cuando está cerrada, pero son reducir la capacidad.

 

Botella

Contenedor que tiene un cuello redondo, de un diámetro más pequeño que el cuerpo, y una boca que permite colocar una tapa o cierre. La sección de corte puede ser redonda, oval, cuadrada o de otra forma. La materia prima puede ser vidrio, plástico, cerámica, barro, etc.

 

Caja

Contenedor rígido, generalmente de forma rectangular, con sus caras cubiertas. Ver también: Caja de cartón.

 

Carga

Embalaje o grupo de embalajes que representan una o varias unidades de embarque. Se distingue una carga de tarima de una carga de camión.

 

Caja de Cartón con ventana

Envase con una abertura troquelada, usualmente cubierta por una película transparente, que permite la visibilidad parcial del contenido.

 

Cartón corrugado

Material de embalaje que consiste de una hoja de papel denominada ”médium”, con la cual se forma una “flauta” (papel ondulado) en una máquina corrugadora. En uno o en ambos lados de la flauta se adhieren hojas planas de papel, conocidas como “liner”. El cartón corrugado resultante es de cara sencilla o de pared sencilla (doble cara), respectivamente. Se pueden adherir varias

 

Cartón gris

Fabricado en si mayoría con papel reciclado ( generalmente papel periódico), presenta un interior y reverso de color gris. A menudo tiene una capa superior blanca, recubrimiento que mejora las propiedades de superficie. Su gramaje promedio es de 300 g/m2. El cartón gris con revestimiento blanco no es apropiado para usarse en contacto directo con alimentos.

 

Cartón plegadizo para cajas

Término genérico para designar los diversos grados de cartón sólido utilizados en la fabricación de cajas.

 

Código de barras

Símbolo de identificación numérica, cuyo valor está codificado en una secuencia de barras y espacios altamente contrastados. El ancho relativo de estas barras y espacios contiene la información. La identificación se realiza por medios visuales o electrónicos.

Ver también: Código de barras EAN-149

 

Código de barras EAN

Método Europeo de Numeración de Artículos, que consiste en un sistema de código de barras para la identificación comercial de productos. Ver tambien: Código de barras – 24.Código de barras U.P.C.

 

Condiciones climáticas

Medio ambiente, tanto natural como artificial, en el cual el embalaje y su contenido deben existir y realizar sus funciones.

 

Contenedores

Cualquier recipiente usado como envase o embalaje para el transporte o la comercialización. Se distingue el contenedor de embarque: estructura reutilizable, relativamente grande, que se llena con objetos o embalajes de menor tamaño, para facilitar el transporte y la distribución de las mercancías.

 

Costos de envase y embalaje

Conjunto de costo asociados con todas las operaciones de la cadena o ciclo de vida del envase y embalaje, desde el desarrollo del concepto, al producto envase, al consumo, hasta la disposición del residuo de envase y embalaje. Incluye costos de capital, mano de obra, materias primas, manufactura/ conversión, amortizaciones, pérdidas, etc.

 

Montacargas

Equipo mecánico para el manejo de materiales y de carga, normalmente compuesto de dos extensiones de acero que pueden insertarse en las aberturas inferiores de una tarima, con la finalidad de levantarla y moverla.

 

Plástico expandido

Plástico en forma de espuma (celular) elaborado por medios o químicos, logrando propiedades aislantes y de amortiguamiento. Las espumas de plástico más utilizadas se elaboran de poliestireno (EPS) .

 

Embalaje / embalar

1. (Sustantivo) Recipiente, generalmente grande, en el  que se introducen productos envasados, envueltos y/o unidos, así como sueltos (a granel), para su embarque y distribución. También llamado envases primarios/

2. (Verbo) Colocar envases primarios/ secundarios y/o productos sueltos en un recipiente grande (caja, cajón, saco, contenedor intermedio, bolsa grande, contenedor de embarque, etc.); integrar una unidad de carga (un atado  bajo tensión o un grupo de cajas o sacos estibados en una tarima y asegurados), con el propósito de almacenarlos y/o transportarlos; construir un sistema de protección alrededor de un bien, con fines de transporte.

 

Envase / envasar

1. (Sustantivo) Envolvente sellado o recipiente (bolsa, sobre, botella, frasco, caja, lata, bote, charola, etc.) que contiene un producto, generalmente en cantidad adecuada para su venta al público o en tamaño institucional (envase primario); envoltura o contenedor de un determinado número de artículos o envases primarios, en cantidades apropiadas para la distribución al menudeo y/o para exhibición ante el consumidor (envase secundario).

2. (Verbo) Envolver un producto, o introducirlo en un recipiente, o colocar varios envases primarios en uno secundario mayor, con fines de exhibición al público o simplificación de las operaciones de manejo.

 

Envase y embalaje o empaque

Términos genéricos que involucran tanto los diversos aspectos de la industria y el comercio de sistemas de contención y protección de bienes y mercancías, como los contenedores mismos, los cuales pueden definirse de la siguiente manera:

1. Envase: Objeto manufacturado que contiene, protege y presenta una  mercancía para su comercialización en la venta al detalle, diseñado de modo que tenga el óptimo costo compatible con los requerimientos de la protección del producto y del medio ambiente.

2. Embalaje: Objeto manufacturado que protege, de manera unitario o colectiva, bienes o mercancías para su distribución física, a lo largo de la cadena logística; es decir, durante las operaciones de manejo, carga, transporte, descarga, almacenamiento, estiba y posible exhibición.

3. Empaque: Nombre genérico que en ocasiones se usa para describir la industria y el comercio de los envases y embalajes; nombre genérico para un envase o un embalaje; material de amortiguamiento; sistema de sello en la unión de dos productos o de un envase y su tapa.

 

Envase y embalaje para la exportación

Contenedor especialmente diseñado para comercialización, transporte y/o distribución en mercados extranjeros.

 

Envoltura / envolvedora

1. Hoja de material flexible utilizada, para cubrir un producto durante  su almacenamiento, embarque o venta. Cubierta para una charola, caja u otro envase, que permite  retener y sellar el contenido e incrementar las propiedades de protección o desempeño. Ver también: Cubrir / envolver – 326.

2. Máquina para envolver productos.

 

Esquinero de cartón

Elemento de refuerzo diseñado para acoplarse en las esquinas de una carga unitaria colocada sobre una tarima. Los esquineros brindan soporte para flejar sin causar daño a las cajas de cartón corrugado e incrementan la resistencia a la compresión de la carga.

 

Estiba / estibar

1. (Sustantivo) Apilamiento de cajas o embalajes, ensamblados en un arreglo vertical.

2. (Verbo) Apilar contenedores o cajas, uno sobre otro.

 

Etiqueta

Pieza de papel, película u hoja de aluminio que se fija a un envase o embalaje. La etiqueta generalmente contiene diseños gráficos e información impresa relativa al producto. Recientemente han aparecido las eco-etiquetas, que informan sobre la calidad de impacto ambiental del conjunto envase – producto.

 

Garrafón

Botella adaptada con asa o agarradera.

 

Grapa

Alambre en forma de U, de sección redonda o plana, utilizado para asegurar los componentes de un embalaje. Una  de las principales formas de cerrar una caja de cartón corrugado es mediante el uso de grapas.

 

Liner de cartón

Papel utilizado como cara a cada lado de la flauta (papel medium ondulado), en un cartón corrugado. Puede ser un liner kraft, hecho de cartón virgen al sulfato, o un liner de prueba, que contiene fibras de papel reciclado (fibras secundarias).

 

Marcado

Aplicación de símbolos, números, etc., impresos sobre contenedores o etiquetas, para identificar, almacenamiento, manejo, envío, etc. Puede realizarse de modo manual utilizando matrices de copiado, plumas, tinta, etc., o en forma automática en las líneas de envasado.

 

Material de empaque / empacar

1. (Sustantivo) Material o producto colocado alrededor de uno o varios artículos en el interior de un embalaje, a fin de protegerlos contra impactos y vibraciones.

2. (Verbo) Acción  de rodear un producto o envase con material de amortiguamiento o de fijar apropiadamente dicho bien, dentro de un embalaje de transporte.

 

Multienvase

Envase secundario de venta, especialmente concebido para contener y exhibir un cierto número de unidades del mismo producto. Por ejemplo, una canastilla de cartón plegadizo para seis botellas o latas de cerveza, la cual se denomina “six-pack” en inglés. También, un “cartón o paquete” que contiene 10 cajetillas de cigarrillos.

 

Papel Kraft

Material base del cartón sólido y corrugado, que ha sido elaborado de pulpa de madera virgen por el proceso al sulfato. Su color natural es café.

 

Preenvasado

Acción de envasar, generalmente productos perecederos que se efectúa en un sitio centralizado en lugar del punto de venta. También, un  sistema frecuentemente utilizado para empacar carne, alimentos frescos y productos perecederos en los supermercados. El término puede usarse para denotar cualquier envasado previo de productos que  normalmente son vendidos a granel o que  generalmente se envasan al momento de la venta.

 

Reja o guacal (huacal)

Contenedor rígido de embarque, abierto por la parte superior y usado para transportar botellas, vegetales, etc. Puede ser de:

1. Madera: formado por varios marcos unidos con clavos, tornillos, alambre y métodos similares de sujeción.

2. Plástico rígido: moldeado por inyección, normalmente de polietileno alta densidad.

3. Metal: fabricado de acero galvanizado o aluminio anodizado.

 

Resistencias a la estiba (compresión)

Habilidad de un contenedor para sostener una carga estática sobre si mismo. En cajas de cartón corrugado, la resistencia a la compresión es afectada no sólo por el peso de la carga, sino también por el tiempo de estiba y la humedad del medio ambiente.

 

Saco

Generalmente se refiere a una bolsa grande diseñada para uso rudo, hecha de papel u otro material flexible como plástico o fibra textil. La forma más común en papel es el saco multicapa, que se construye con varias capas de forma  tubular, uniendo sus terminaciones por cosido o con adhesivos. El material de las caras interiores varia según las demandas del producto y puede incluir todo tipo de papeles, películas plásticas y hojas de aluminio. Un saco de boca abierta se entrega con el fondo cerrado. La boca generalmente se cierra consiéndola, después del llenado. A veces se  adapta una válvula en una de las esquinas, con una boquilla que puede ser insertada para el llenado del producto. Cuando esta extensión se empuja hacia adentro, actúa como un cierre autosellante, como una válvula de un solo sentido para contener el producto.

 

Saco de yute

Costales y sacos usados en la India y otras partes de Asia, elaborados con yute. El nombre proviene de la palabra Hindú “gunny”, que significa saco.

 

Tambor

Contenedor de embarque cilíndrico, generalmente con una capacidad entre  10 y 240 litros, fabricado de acero, plástico o cartón.

 

Tarima

Plataforma móvil de madera, plástico, metal o cartón reforzado, utilizada  para facilitar el manejo de mercancías y embalajes (con el apoyo de un montacargas), así como para integrar cargas unitarias con el fin de almacenarlas o transportarlas.

 

Tarima de cuatro entradas

Tarima construida de forma que permite que entren los brazos de un montecargas por cualquiera de sus cuatro lados.

 

Termoformado

Proceso de formación de hojas de material termoplástico, que consiste en calentar el material hasta el punto de reblandecimiento para luego obligarlo a que tome la forma de un molde, por medio de presión, de vacío o de ambos.

 

Fuente: Glosario de Términos de Envase y Embalaje Para Países en Desarrollo. Centro de Comercio Internacional UNCTAD/OMC, Ginebra 1997.